martes, 28 de octubre de 2008

LA OFICINA DEL PARO


Madrugas.

Aún así hay una cola enorme. No habrás madrugado lo suficiente.

Coges número... ¡pero si ya se ha pasado!, no, alguien te dice que es de la vuelta siguiente.

Ese alguien también te dice que para "ahorrar" tiempo te vayas a la oficina de al lado y cojas también número allí.

Tres cuartos de lo mismo.

Piensas, con tanto ordenador, internet, intranet, etc. ¿por qué no están conectadas unas oficinas con otras? así no te harían perder tanto tiempo.

Te sientas con toda la paciencia del mundo y te pones a observar: tres mesas, la primera vacía, la segunda ocupada por una persona que no para de hablar por teléfono, en la tercera una persona atendiendo con toda la parsimonia del mundo, entre una solicitud y otra da un trago a la botella de agua, enreda en un cajón, abre el bolso...

Han pasado 45 minutos y la cola ha avanzado tres números.

La paciencia empieza a esfumarse.

Decides entretenerte. Te pones a leer todos los letreros que encuentras, están amarillos, ¿cuánto tiempo llevarán ahí puestos?

Cuando por fin te llega el turno, te has leído los letreros tres veces.

Te encuentras con el amargado de turno, que te trata como si fueses idiota, vago y como si te estuviesen regalando algo. Y te preguntas, ¿por qué estará amargado? Funcionario, de 8 a 15h, buen sueldo, fines de semana y fiestas libres, sin presiones...

En la oficina del paro se creen que por que estés en paro no tienes nada que hacer, solamente ir allí a hacer cola, a que te digan que tienes que volver porque este papel o el otro no le valen y necesitan que tenga este sello y que lo tienes que llevar a este otro sitio...

Y tu con mil cosas que hacer.

Paciencia...

5 comentarios:

Drea dijo...

Ya te digo. Y si no quieren estresarse más de lo que se estresan, que pongan al doble de personal, que hay mucha gente en el paro...

Gargon dijo...

Totalmente deacuerdo con todo y con drea también.

Kato dijo...

jeje muy entretenido eso de la lectura repetitiva de los carteles ...

Rosenrod dijo...

Jo... pues ánimo, y que no dure mucho esa situación.

Un saludo!

olga dijo...

Ya te digo.
Gracias por los ánimos, rosenrod, y bienvenido!